Posible cese por defunción

La empresa para la que he trabajado primero desde 01/2007 como autónomo dependiente y desde 09/2013 en régimen general se encuentra con que la administradora única de la sociedad ha fallecido, aunque pensamos que tanto su madre (74 años, parcialmente en activo) como su cónyuge (en activo) deben ser accionistas de la sociedad (también tienen una sociedad patrimonial).

Pensamos que es posible que la empresa, faltando el auténtico motor de ésta, tome la decisión de cesar actividad y liquidar a los trabajadores.

Quisiéramos saber 1. Si el tiempo trabajado como autónomo dependiente se computaría para una posible indemnización, y 2. A qué modalidad de despido podría acogerse la empresa ante estas circunstancias. No sabemos si podrían ser 20 días por año trabajado, máximo 12 meses o quizás una simple mensualidad.

La empresa podría decidir nombrar un gerente para remontar la crisis, pero dudamos que decida hacerlo.

Anónimo


Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *